• Inicio
  • Facturas de calefacción más bajas y menor huella de carbono. ¡Sí, es posible!

Facturas de calefacción más bajas y menor huella de carbono. ¡Sí, es posible!

Cada junta sellada o grieta rellenada garantiza el aislamiento térmico y la estanquidad del edificio.

Se habla mucho de ahorrar energía, pero la pregunta clave es cómo o qué utilizar para reducir los costes energéticos. Instalar una capa adicional de aislamiento térmico en el edificio puede parecer la solución más sencilla, pero es mucho más práctico y rentable sellar las fugas de aire y evitar los puentes térmicos.

Las fugas de aire incontroladas suponen entre el 25 y el 40 % de la pérdida de energía. Una gran parte de la pérdida de calor se produce en las juntas entre ventanas y puertas, así como a través del tejado, las paredes exteriores, las tuberías, salidas de ventilación y otras cavidades. Por lo tanto, para lograr la eficiencia energética de los edificios, es necesario tanto construir estructuras estancas y de baja conductividad térmica como evitar los puentes térmicos.

Es fundamental elegir el material de sellado adecuado y aplicarlo correctamente, ya que incluso las grietas más pequeñas pueden significar una pérdida de calor relevante y, por tanto, un aumento en la factura de la calefacción. La espuma de construcción tiene unas propiedades únicas, ya que, además de su baja conductividad térmica, si se instala correctamente garantiza la estanquidad. Esto supone una clara ventaja sobre otros materiales aislantes clásicos en el sellado de juntas. Además, los sellantes no solo son herméticos sino también resistentes a la intemperie. Al emplear estos productos de una manera específica, se pueden conseguir soluciones sostenibles y energéticamente eficientes.

Wolf Group OÜ, antes Krimelte, desarrolla y prueba constantemente productos bajo su marca PENOSIL para lograr una mayor eficiencia energética. En función del material y de las condiciones, los productos de PENOSIL pueden usarse de forma separada o como parte de una solución. En relación con la Directiva de la Unión Europea según la cual todos los edificios nuevos construidos en 2021 deben ser edificios con un consumo de energía casi nulo, hemos invertido mucho esfuerzo en soluciones de instalación de ventanas. Montar una ventana es una de las instalaciones de construcción más complejas, ya que se deben cumplir muchos requisitos.   Para obtener la eficiencia energética, se debe reducir la pérdida de calor y el impacto de los puentes térmicos al mínimo, y garantizar la estanquidad. En cuanto al clima interior del edificio, las estructuras internas deben protegerse de la humedad excesiva y se debe garantizar que cualquier humedad en la estructura pueda liberarse sin problemas. Además, también se deben proteger del impacto de las condiciones climáticas para garantizar la sostenibilidad del edificio. Para que el edificio conserve su atractivo estético, las juntas solo deben sellarse con un producto que tolere el movimiento y la deformación. Es importante que las soluciones sean duraderas y no sea necesario el mantenimiento cada año. 

Texto: Kuldar Kongo, Jefe de Gestión de Productos, Wolf Group

www.penosil.com

www.wolf-group.com

Todas las noticias

2021