El hombre debería ser un lobo para el hombre

El 23 de abril de 2018 los estonios eligieron el lobo, símbolo de la cooperación, la dedicación y la integridad de la fauna, como su animal nacional. A la luz de esta noticia, acudimos a Helen Arusoo, líder del Grupo de Trabajo sobre Animales Nacionales, para que nos hablara sobre la naturaleza del lobo y su papel como animal en el bosque.

 

«Todos hemos escuchado la frase “El hombre es un lobo para el hombre”. Esta frase célebre nos hace pensar que el lobo es un animal temible y egoísta. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los lobos son hermanos y compañeros fieles entre ellos.

 

En la naturaleza existen pocas especies en las que la manada tenga un papel tan importante como en el caso del lobo. Los estudios sobre animales realizados en el último medio siglo lo confirman, y nosotros mismos podemos convencernos de ello simplemente observando a nuestros fieles perros y pensándolo un poco: ¿quién es más leal que un perro? Fue el lobo el que nos dio al perro como fiel guardián doméstico, un amigo de las personas y el compañero más hábil en nuestras salidas de caza. A partir del lobo, el hombre fue capaz de criar múltiples especies de perro distintas cuya utilidad para la sociedad humana es difícil de engrandecer.

 

Los antiguos estonios siempre fueron conscientes de la importancia del lobo. No hay ningún otro animal sobre el que escribieran tantos cuentos populares ni que tenga tantos nombres como el lobo: en estonio existen más de quinientos nombres para el mismo, lo que la convierte en una de las lenguas que tienen más formas distintas de llamar a este animal. Los estonios de antaño honraban al lobo, repartían una «parte de lobo» por el trabajo realizado y ayudaban a protegerlo contra sus enemigos.

 

En los últimos años los estonios mantienen su simpatía por el lobo, sustentada por una información que los seres humanos hemos tenido que conocer a través de una dolorosa lección: sin depredadores no existiría el mundo verde. La hipótesis del mundo verde, reconocida por los científicos, establece que la desaparición de los depredadores llevaría a un aumento drástico del número de herbívoros y a su consumo excesivo de vegetación. Así pues, se considera que los lobos y otros depredadores sostienen a las especies del ecosistema que determinan la abundancia, la distribución, el tamaño, la composición y la diversidad de la población de presa. El lobo cuida de la salud de nuestros bosques.

 

Proteger al lobo estonio es crucial. El lobo es, por supuesto, un bioindicador universal que sirve para medir la salud del bosque y la de las actitudes mentales de la sociedad: cuando comprendemos el lugar que ocupa el lobo en los bosques, también entendemos adecuadamente cómo funciona la naturaleza. En otras palabras, si el lobo vive, nosotros tambié

All posts

2019