• Inicio
  • ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de aplicar espuma de invierno?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de aplicar espuma de invierno?

Aunque la industria de la construcción es sensible a diversos factores estacionales, el trabajo en los grandes proyectos no se interrumpe prácticamente nunca. Las zonas de obra presentan casi la misma intensidad de actividad en invierno y en verano. Y si el trabajo así lo requiere, se sigue vertiendo hormigón y se siguen instalando ventanas, incluso con temperaturas realmente frías. Solamente un periodo prolongado con presencia de hielo podría llegar a suponer un motivo para la detención de la actividad. Para garantizar la eficiencia es necesario utilizar técnicas y productos adecuados para las condiciones invernales.

En el caso de las espumas de poliuretano, podemos distinguir entre espumas estándar, All Season, y espumas de invierno. Las espumas estándar están diseñadas para un uso a temperaturas de no menos de +5 °C. De todos modos, durante los inviernos templados en los que las temperaturas descienden muy ligeramente por debajo de los 0 °C (hasta -5 °C como mucho), se podría llegar a utilizar espuma All Season. En trabajos a temperaturas muy bajas, de -10 °C o hasta -20 °C, se debe utilizar espuma de invierno. La composición de las espumas de invierno tiene en cuenta las condiciones propias de esta estación, y obtienen un resultado de alta calidad a pesar de las temperaturas negativas y la baja humedad.

Por sí solo, el uso de una espuma de construcción adecuada a las condiciones meteorológicas no garantiza un buen resultado; también es importante la temperatura del bote. No debe estar a menos de +5 °C. La estructura y las propiedades de la espuma, así como su rendimiento, dependen de la temperatura del bote. La temperatura óptima del bote para obtener los mejores resultados es de entre +10 °C y +20 °C. Si la zona de obras no dispone de una habitación para el almacenaje de los botes que cumpla estas condiciones, también se pueden calentar en agua durante un breve periodo de tiempo, a una temperatura de hasta +30 °C.

La aplicación de espuma de invierno comienza con la retirada de polvo y partículas sueltas de la superficie de la junta y, si es necesario, también del hielo que pueda haber. La junta debe estar protegida de la precipitación directa de lluvia, aguanieve o nieve. En condiciones invernales no es necesario humedecer la junta. Además, el riesgo de helada también hace aconsejable evitar la aplicación de agua. La baja humedad ya se ha tenido en cuenta en el momento de determinar la composición de la espuma de invierno. Se puede utilizar un activador resistente al hielo para acelerar la producción de espuma y mejorar su adhesión y estructura. La técnica para la aplicación de espuma no depende de la estación. La aplicación tradicional se realiza de arriba abajo, en zigzag.

Con tiempo frío se debe tener en cuenta que el curado de la espuma puede llevar hasta tres veces más tiempo, normalmente unas 24 horas. Con temperaturas muy bajas se puede observar cierta fragilidad de la capa superficial durante las primeras horas de curado, pero se trata de un fenómeno puramente temporal.

El tiempo muy frío no afecta a la espuma una vez que esta se ha endurecido. De todos modos, sigue siendo recomendable cubrir la espuma después del curado total para protegerla de la radiación UV.

Si sobra espuma de invierno se puede utilizar en condiciones más cálidas. Sin embargo, la presión de expansión de la espuma de invierno es mayor en verano, por lo que se deben humedecer las superficies para contrarrestarla. Por otro lado, si utilizas espuma de verano a temperaturas bajo cero no obtendrás la calidad deseada en la junta. La espuma se caerá y no se curará.

Ten en cuenta que:

• Debes elegir el producto adecuado a la temperatura del momento de trabajo.
• En condiciones invernales la espuma se cura más despacio.
• Solo debes rascar el exceso de espuma cuando esté completamente curada.

Gama de espumas de invierno de Wolf Group

• La gama de espumas para bajas temperaturas incluye formulaciones de hasta -18 ° C e incluso -20 ° C para su uso en condiciones particularmente duras.
• Escoge productos con la etiqueta All Season únicamente para trabajos a temperaturas ligeramente inferiores a cero, hasta un mínimo de -5 °C. Las espumas adhesivas también son aptas en estas condiciones.

Todas las noticias

2021